¿Por qué escasea el efectivo en Venezuela?



La escasez de efectivo en el país es una consecuencia directa de la excesiva emisión de dinero bancario con respecto a la cantidad de dinero en efectivo existente. Simplemente la cantidad de billetes que circulan en la economía es demasiado baja para sostener a toda la masa de dinero bancario que ha puesto en circulación el BCV.

Caracas.- Largas colas en los bancos y cajeros automáticos con bajos límites máximos de retiro son el dolor de cabeza de muchos venezolanos, el dinero en efectivo simplemente no es suficiente para hacer frente con las transacciones del día a día. Esto sumado al saturado y problemático sistema nacional de pagos por punto de venta hace bastante difícil realizar pagos en la mayoría del territorio nacional.

Pero ¿por qué no hay suficiente efectivo?

En la economía no todo el dinero que circula está en efectivo, es decir, el Banco Central de Venezuela (BCV) puede crear dinero imprimiendo billetes nuevos o simplemente haciendo nuevos asientos contables en sus libros. De esta última forma es que se crea el llamado dinero bancario, esto es el dinero que está circulando en el sistema bancario pero que no fue creado físicamente en ningún momento y son simplemente anotaciones contables en los libros de los bancos.

La escasez de efectivo en Venezuela es una consecuencia directa de la excesiva emisión de dinero bancario con respecto a la cantidad de dinero en efectivo existente, simplemente la cantidad de billetes que circulan en la economía es demasiado baja para sostener a toda la masa de dinero bancario que ha puesto en circulación el BCV.

La creación de dinero bancario es mucho más barata y fácil de realizar que la emisión de dinero en efectivo, ya que el BCV no tiene que asumir los costos de impresión de los billetes. Para imprimir estos billetes el BCV debe comprar con divisas en el exterior el necesario papel moneda o pagar directamente por su impresión en el exterior, por ello tiene sentido que ante la grave situación cambiaria del país para el BCV sea más atractivo expandir la liquidez monetaria mediante la emisión de dinero bancario que mediante la emisión de dinero en efectivo.

Solamente con tomar datos desde el 2016 hasta la actualidad, podemos ver que la proporción de dinero en efectivo que existe en la economía con respecto a la totalidad de la liquidez monetaria está en una situación de caída libre, para situarse al momento de la edición en tan solo 5,66%. Esto significa que de todo el dinero que está circulando en la economía venezolana solamente un 5,66% esta expresado en monedas y billetes.

¿A qué nos referimos con Liquidez Monetaria y Circulante?

En la economía se manejan distintos agregados monetarios según su nivel de liquidez, a mayor liquidez menor será la categoría del agregado monetario.

Según el BCV, la suma del dinero en efectivo, los depósitos a la vista (que son los depósitos bancarios que se pueden retirar sin previo aviso, por ejemplo el dinero en cuentas corrientes y de ahorro) y los depósitos de ahorro transferibles crean el agregado monetario conocido como Circulante o M1, el cual es el agregado monetario con mayor nivel de liquidez.

Entonces podemos obtener la llamada liquidez monetaria o M2 al sumar el Circulante (M1) y el Cuasidinero. Este último es un tipo de activo financiero que cuenta con menor liquidez que el dinero corriente y que está compuesto por los depósitos de ahorro no transferibles, los bonos financieros y quirografarios, y los certificados de participación (derechos sobre títulos y valores de inversión).

Y si a la liquidez monetaria (M2) se le suman las cédulas hipotecarias (valores de renta fija respaldados por préstamos hipotecarios) se obtiene el agregado monetario llamado liquidez ampliada (M3).

Teniendo claro lo anterior, podemos observar que la liquidez monetaria en Venezuela ha sufrido una dramática expansión, la cual ha crecido en más de 1500% desde enero del 2016. Asimismo, es necesario aclarar que la expansión de la liquidez monetaria es la causa fundamental de la inflación en Venezuela.

Sin embargo, podemos observar que este crecimiento en la liquidez monetaria ha venido principalmente por el aumento del circulante (M1), pero la parte del circulante que hay aumentado principalmente no ha sido la cantidad de dinero en efectivo sino en los depósitos bancarios.

De esta forma vemos que la excesiva emisión de dinero bancario por parte del BCV, la cual está condensada principalmente en los depósitos a la vista y de ahorro transferible, a un ritmo mucho mayor que el crecimiento de la oferta de dinero en efectivo es la causa principal de la escasez de efectivo en nuestro país.

Al momento de la redacción, la cantidad de billetes y monedas en efectivo representa tan solo el 5,7% de todo el circulante (M1) del país, mientras que los depósitos bancarios a la vista y de ahorro transferible representan el 94,30% restante del circulante (M1).

Como dijimos anteriormente, al momento de la edición el dinero en efectivo representa tan solo un 5,66% de la liquidez monetaria, mientras que el cuasidinero representa apenas un 0,68% de la liquidez monetaria, y los depósitos bancarios a la vista y de ahorro transferible el 93,67% restante.

Esto significa que si todos los venezolanos quisiera disponer en efectivo el dinero que tienen depositado en el sistema bancario, tan solo se le podría dar a cada uno el 5,66% del dinero que tenga depositado. Simplemente la cantidad de billetes es muy pequeña para soportar todo el dinero bancario que ha sido inyectado al sistema.

Ante esta situación de escasez de monedas y billetes, es imposible que todas las personas logren mantener la cantidad de dinero en efectivo que deseen, por ello los límites a la cantidad de efectivo que se puede retirar diariamente en los bancos se vuelven inevitables para impedir una corrida bancaria.

Fuente: El Universal

Dejanos tu Comentario