Responsabilidad social de Inversiones Porcinas se centra en los valores



Caracas.-Inversiones Porcinas, impulsado por el compromiso de ofrecerles seguridad y bienestar a sus empleados y a sus familias, enfoca sus proyectos  de  responsabilidad empresarial en los valores y la educación. Por esta  razón  escogieron al programa “Aprendiendo a Querer”, de la fundación Provive, para ser aplicado en catorce escuelas del Ministerio de Educación y de la Asociación Venezolana de Escuelas Católicas AVEC, donde asiste la mayoría de los hijos de los colaboradores vecinos de las comunidades cercanas a las plantas.

Luz Falcón, coordinadora de Responsabilidad Social de la compañía, destacó la obligación que ha adquirido la empresa para apoyar a su fuerza laboral, pensando en el futuro y  apostando al desarrollo de su personal y de sus hijos. “Nuestro trabajo está dedicado a nuestra generación de relevo, representada por los hijos de nuestros trabajadores quienes se merecen una excelente educación, porque la visión primordial de la empresa es dejarles una empresa modelo”.

Inversiones porcinas atiende a  4.599 niños y ha formado a  208 docentes  de 14 escuelas de los estados Yaracuy, Cojedes y Portuguesa, donde reside la mayoría de sus empleados. 

“Nos acercamos a cada escuela, hacemos un sondeo para conocer cuáles son las prioridades, aplicamos el programa, que no es solo ir a entregar libros, sino que vamos en un acompañamiento pedagógico en las necesidades que tiene cada institución”.

Para Yulis Caro, asesora pedagógica del colegio Hermanos Martínez Ojeda de Yaritagua, el programa es una herramienta indispensable dentro de la institución. “Aprendiendo a Querer nos ayuda a identificar que lo real en la vida es la suma total de los valores. Los valores definen quienes somos”.

Otras áreas que son abordadas en sus proyectos de Responsabilidad Social, son el deporte, la lucha contra las drogas y actividades sociales, como visitas guiadas dirigidas a los hijos de los trabajadores para conocer de cerca las labores de sus padres.

“Tenemos dos escuelas deportivas, una de beisbol y otra de fútbol, a través de las cuales dictamos clases de valores a más de 150 niños. Para nosotros, esta labor nos llena de satisfacción al ver como los muchachos demuestran sus talentos  y como responden con constancia y buen desempeño”, señaló el gerente de producción Marcos Tovar.

Patricia Sanguinetti, voluntaria y empleada de Inversiones Porcinas, indicó que durante todo el año están ideando proyectos que luzcan atractivos e interesantes para los colaboradores y que dejen una enseñanza.

“Hace poco ofrecimos un taller con la fundación Plastiarte sobre técnicas artísticas del arte venezolano, dictado por  el artista plástico Jesús Pernalete, quien  formó a un  equipo de voluntarios como facilitadores para transmitirles esos conocimientos a los estudiantes de las escuelas de las comunidades cercanas a las plantas”, indicó Sanguinetti.

Fuente: El Universal

Dejanos tu Comentario