Arcade Fire magnetiza al público colombiano de la mano de Bomba Estéreo



La Carpa Américas de Corferias acogió ayer martes la tercera parada en América Latina de la gira “Infinite Content”

Bogotá.- La aclamada banda canadiense Arcade Fire magnetizó a Bogotá por primera vez con su particular fiesta de rock alternativo, electrónica y pop, de la mano de la agrupación colombiana Bomba Estéreo.

La Carpa Américas de Corferias acogió ayer martes la tercera parada en América Latina de la gira Infinite Content, después de dos conciertos en México, con la que la agrupación canadiense promociona su producción Everything Now.

Los ritmos tropicales de Bomba Estéreo abrieron el concierto y sirvieron de entrada al plato fuerte de la noche: los primeros acordes de Everything now, la canción estrella del álbum nuevo de Arcade Fire.

Los cerca de 4.000 asistentes, que no llenaron la carpa, se entregaron desde el principio a la magnética música de la banda liderada por Win Butler y Régine Chassagne.

Dicha pasión de los aficionados contrastó con la respuesta tímida al espectáculo previo de Li Saumet y Simón Mejía, que no lograron encender la chispa del auditorio pese a jugar en casa.

Las dos funciones tuvieron como punto de unión un remix de Bomba Estéreo de Everything now, que se presentó por primera vez en el concierto pero quedó algo deslucido porque sonó mientras los escenarios se cambiaban y no había ningún músico presente en la tarima.

El álbum que motiva la gira tuvo grandes momentos de protagonismo en la noche con la interpretación de Put your money on me, pero el auditorio vibró aún más con clásicos de la formación canadiense como Ready to start, que sonó en el ecuador del concierto e hizo saltar a la audiencia.

Arcade Fire también cautivó al público con algunas de sus composiciones más antiguas entre las que sobresalieron “Funeral” y “Neon Bible”, que le recordó a los colombianos el sonido más rockero de sus inicios.

La conexión con el público no se dio a través de las palabras, pues ni Butler ni Chassagne hablaron mucho, pero sí por medio de la música y la puesta en escena, que llevó a los artistas en más de una ocasión a pasear entre los asistentes.

El juego de luces y la energía de los músicos en el estrado no hizo sombra a una de las singularidades más características de Arcade Fire, sus letras sobre la soledad, la vida moderna y la locura que los oyentes no dejaron de corear, ya fuera en gritos o murmullos.

La banda demostró una vez más su versatilidad, al tocar una canción de simples acordes de guitarra y luego experimentar con los ritmos más disco.

Arcade Fire exhibió una buena sintonía con sus teloneros colombianos, quienes también promocionan su álbum Ayo, cuando al final del concierto se unieron para terminar la canción y dejar el escenario mientras seguían tocando juntos.

La relación entre Arcade Fire y Bomba Estéreo empezó en un pequeño festival de Montreal, Canadá en el que Butler vio actuar a los colombianos.

A partir de ese momento, la formación de Saumet y Mejía participó en algunos conciertos de los canadienses en Europa, para después pasar a acompañarlos en toda su gira por América Latina, que también los llevará a Perú, Argentina, Brasil y Chile.

Fuente: El Universal

Dejanos tu Comentario