Buxtehude suena hoy en la Ciudad de las Artes



La Capilla de la Escuela de Enfermería de la Universidad Central de Venezuela es ahora un espacio que integra la novísima Ciudad de las Artes, en Sebucán, y esta noche y mañana, a las 7:00 p.m. la Camerata de Caracas, dirigida por Isabel Palacios, interpretarán la obra “Membra Jesu Nostri” del alemán Dietrich Buxtehude.

Isabel Palacios es de esos artistas cuya creatividad desborda y no parece tener descanso. Gracias a su talento y a que su pasión por la música antigua (renacentista y barroca) es infinita, el público ha visto montajes vistosos y de gran factura, de esos que ahogan de asombro, enriquecen el alma y producen una suerte de embriaguez espiritual que reconcilian con la vida.

En esta oportunidad, hoy 1 y mañana 2 de octubre, a las 7:00 p.m.; la Camerata Renacentista de Caracas estrenará en la Ciudad de las Artes, Sebucán, la obra Membra Jesu Nostri del alemán Dietrich Buxtehude (1637–1707), un autor que si alguien lo desconoce, bastaría con presentarlo como el músico más admirado por Johann Sebastian Bach.

“Como sería su admiración  que Bach se lanzó una caminata, como de Caracas a Maracay –compara–, solamente para escucharlo. Buxtehude era alguien muy especial”.

Las entradas pueden adquirirse por colaboración desde Bs. 1.500, escribiendo a camera tadecaracas@gmail.com

Novedades del montaje

Las puestas escénicas realizadas por la Camerata de Caracas incluyen una producción con escenografía, vestuario y, si no existe, un guión mediante el cual se hilvanan las partes musicales. 

En esta ocasión, se trata de una obra estructurada por su autor, y un montaje que implica luces y proyección de imágenes. Su título al español podría ser Los miembros de Nuestro Señor Jesús.

“La novedad es que esta obra la hago con la (Camerata) Renacentista, además de un grupo vocal ligeramente ampliado: tengo un deceto, diez voces, cantando, no con formato de coro, sino una cantata de cámara”.

–Lo otro es que volvemos a la Capilla de la Escuela de Enfermería (Ciudad de las Artes), pues la última vez que estuvimos allí fue con la Barroca hace cinco años. 

Isabel quisiera que en sus palabras se tradujera la música de Buxtehude, “la riqueza armónica, el trabajo de las disonancias que es impresionante”.

–La partitura consta de siete cantatas a Cristo en la cruz, y cada una lleva el título de una parte de su cuerpo,  pies, rodillas, manos, costado, pecho, corazón y rostro, y todas tienen una estructura bastante parecida: empiezan con una sinfonía o los instrumentos, y sigue un quinteto para las cinco cantatas, menos dos cantatas que son a trío. Los textos están tomados de los evangelios y del Cantar de los Cantares; luego están las combinaciones vocales más bellas. Es hermoso ver cómo Buxtehude escoge lo que quiere decir, te agarra un diseño armónico, lo enlaza con un ritornello en cada uno, y termina con un Amen. Es una cosa increíble.

Y por si fuera poco, eso tan sublime que promete la intérprete llega al éxtasis con las imágenes que se van a ver.

–Son para que se sienta sobrecogedor: es un homenaje que hago a tres Cristos del barroco español y que están en el Museo Barroco de Valladolid (España). Como no conseguí imágenes ni postales, me fui con mis hijos Diego y Gonzalo, hablé con el guardia del museo, le conté lo que quería hacer, y me permitió hacer las fotografías, que son un bello complemento al espacio de las Enfermeras. Pienso que para nosotros en este continente es importante que podamos tener contacto con ese barroco fuerte, pero sabiendo que llegamos a la sala como un complot, para que la gente se aleje de sus angustias y se sumerja en esta obra.

Como Palacios se ha presentado numerosas veces en ese espacio y ahora cuenta con una renovada faz, gracias a la Fundación Fondo Andrés Bello, la también pianista y cantante ve con buenos ojos el hecho de que los espacios cuenten con biblioteca y salas adicionales.

–La Capilla cuenta con una maravillosa acústica y un muy buen espacio neutro, además tiene estacionamiento y seguridad, y lo mejor, el silencio que lo rodea, para que el público pueda disfrutar de la música.

Con este montaje de Membra Jesu Nostri, Palacios se siente contenta de poder reunir a tres generaciones de intérpretes de la Camerata: “voy a contar con la nueva soprano, Greilys Bracho; la titular actual, que es Natalia Díaz, y a mi primera soprano, Claudia Galavís”.

–Lo que queremos es que durante esa hora que dura el concierto, la gente se sienta transportada a otro mundo, con esas imágenes como una ayuda para la maravillosa acústica, y tenga un momento especial.

Para culminar el año 2016

Isabel Palacios comenta que el Membra será el antepenúltimo montaje del año 2016.

“En noviembre vamos a tener el concierto con obras del barroco latinoamericano en la CAF (Corporación Andina de Fomento), y cerramos en la sala José Félix Ribas con Acaso no existe amor, dedicado a Shakespeare. Son más que obras, acotaciones musicales, y casi todas esas canciones se transformaron después en madrigales, casi todas populares del tiempo de Shakespeare. Lo vamos a hacer con el TET (Taller Experimental de Teatro) y un contratenor invitado por el British Council”.

Explica que para honrar al bardo de Avon, “escribí una pequeña obra de teatro, en la que una compañía venezolana celebrará el año de Shakespeare con el montaje de sus catorce obras. La compañía tiene todo a medio montar, no tienen nada, pero resulta que contratan a los músicos de la Camerata y empiezan a trabajar. Los actores se ponen a fingir ante los músicos, todo como dentro de un gran ensayo y revisan un poco cada obra en sus contextos”.

@amhg_periodista

Fuente: El Universal

Dejanos tu Comentario