La quinta película de “Underworld” llega a la cartelera de Estados Unidos



Los Ángeles.- “Underworld: Blood Wars”, la quinta entrega de la saga “Underworld”, sobresale entre los estrenos que esta semana llegan a la cartelera de Estados Unidos.

Protagonizada de nuevo por Kate Beckinsale y con Theo James y Tobias Menzies en su reparto, “Underworld: Blood Wars” fue dirigida por la debutante en el cine Anna Foerster.

En esta ocasión, Selene (Beckinsale) tratará de poner fin a la sangrienta guerra entre los clanes de los Vampiros y los Lycans.

El cineasta británico Ken Loach regresa a la gran pantalla con “I, Daniel Blake”, en cuyo elenco figuran Dave Johns, Hayley Squires y Sharon Percy.

La cinta se centra en la peculiar relación en Inglaterra entre un carpintero que recurre por primera vez a las ayudas sociales y una madre soltera.

“Con la primera ‘Underworld’ era bastante novedoso que una mujer tuviera el papel principal en este tipo de películas”, dijo Beckinsale.

El realizador belga Robin Pront presenta su primera película, “The Ardennes”, un thriller en el que participaron los actores Kevin Janssens, Jeroen Perceval, Veerle Baetens.

Dos hermanos asaltan una casa pero el golpe sale mal, lo que obligará a uno de ellos a pasar cuatro años en la cárcel tras los cuales tratará de retomar su vida.

Jackie Chan, que en noviembre recibió el Óscar honorífico de la Academia de Hollywood, encabeza el reparto de la comedia “Railroad Tigers” del director chino Ding Sheng.

Chan lidera a un grupo que trata de robar comida para dársela a los pobres en la China de 1941. 

Kate Beckinsale vuelve al látex 

La actriz británica Kate Beckinsale viste de nuevo su malla de látex para ponerse en el papel de la vampira Selene, en la última entrega de la saga de horror “Underworld” sobre la lucha entre los nocturnos chupasangre y los primitivos hombres lobo.

Sangre, tripas, peleas inverosímiles y vueltas de tuerca hilarantes de tan excesivas son la marca de agua de una saga que se inició en 2002 y que entrega este viernes su quinta edición: “Underworld – Blood Wars”.

Dirigida por Anna Foerster (“Criminal Minds”), la cinta está coprotagonizada por Theo James, estrella de la serie “Divergente”, y Lara Pulver, de “Sherlock”.

En ella, la vampira guerrera Selene tiene que defenderse de los ataques de los brutales “licántropos”, así como de una facción de su clan de vampiros que la ha traicionado y quiere el poder.

La simpleza del guión contrasta con la propia Beckinsale, una respetada actriz que hace campaña en Los Ángeles por una aplaudida película de época mientras promociona en Miami esta saga “gore” que da a sus fans un placer culposo.

La intérprete de 43 años fue nominada al premio Critics Choice a mejor actriz de comedia por “Love & Friendship” (basada en una novela de Jane Austen), aunque perdió el galardón en la ceremonia en diciembre.

Pero para Beckinsale, quien transita fluidamente entre distintos géneros, no hay contradicción entre el papel de heroína sexy de malla ajustada y su rol en la industria del cine como inspiración para las mujeres.

“No creo que la primera ‘Underworld’ hubiera funcionado si el personaje hubiese sido abiertamente sexy o sexualizado”, dijo a la AFP en un hotel en Miami. “Sí tiene este traje de látex, pero no muestra piel con los pechos afuera”.

En cambio la actriz británica -que ganó fama en 2001 gracias a “Pearl Harbor” y “Serendipity”- piensa que el papel de vampira guerrera que le dio una legión de fieles fans a lo largo de más de una década es más bien sobrio. 

Selene “luce bien, pero no tiene esta ostentación sexualmente estimulante. Si fuera sólo eso, no habría llegado a tener cinco películas, porque eso no habría sido interesante a largo plazo”.

Si bien las anteriores entregas de la saga tuvieron críticas devastadoras y la presente no promete mejorar tales reacciones, “Underworld” es de todos modos reconocida en la industria como una de las primeras sagas protagonizadas por una mujer en un género -acción- donde las mujeres suelen ser decorativas.

“Con la primera ‘Underworld’ era bastante novedoso que una mujer tuviera el papel principal en este tipo de películas”, dijo Beckinsale. “Sí, estaba Ripley en ‘Alien'”, añadió, refiriéndose al personaje interpretado por Sigourney Weaver en la saga extraterrestre, “pero aparte de eso no había demasiadas”.

Luego vinieron otras películas de acción protagonizadas por mujeres, como “Kill Bill”, “Resident Evil” y, más recientemente, “Hunger Games”, por ejemplo.

“Ya no es una novedad y es un raro privilegio haber sido parte de eso”, dijo la actriz londinense.

En las revistas del corazón, Beckinsale -una mujer educada en Oxford- es alabada por su impecable estilo al vestir y por su inteligencia, que suele ser mencionada como un inesperado activo en una actriz.

“Supongo que es sorprendente encontrarte a ti misma en una industria donde la gente suele cuestionarse esas cosas”, dijo al respecto. “Pero las mujeres tenemos permitido ser vistas como otras cosas además de bonitas. Todos somos muchas cosas. Si alguien por azar es bonito, eso no es ni siquiera un logro personal”.

Fuente: El Universal

Dejanos tu Comentario