Maná se reencuentra con fanáticos bolivianos en una noche de conexión total



El vocalista Fher Olvera, el batería Alex González, el guitarrista Sergio Vallín y el bajista Juan Calleros conquistaron a los más de 25.000 seguidores que cantaron a todo pulmón por casi dos horas en sintonía con el grupo, pese a la altitud de La Paz.

La Paz.- La banda mexicana de rock Maná se reencontró hoy después de 19 años con miles de fanáticos bolivianos en una noche fría pero de conexión total, en la que todas sus canciones fueron coreadas en el estadio Hernando Siles de La Paz.

El vocalista Fher Olvera, el batería Alex González, el guitarrista Sergio Vallín y el bajista Juan Calleros conquistaron a los más de 25.000 seguidores que cantaron a todo pulmón por casi dos horas en sintonía con el grupo, pese a la altitud de La Paz.

Olvera agradeció la hospitalidad paceña y reconoció que tenían un poco de miedo de cantar a 3.600 metros sobre el nivel del mar, pero la conexión con el público les hizo olvidar todo y se entregaron a un concierto pleno, con sus temas clásicos, excepcionales solos de guitarra y batería y canciones antiguas en formato acústico.

“Bella ciudad teníamos miedo, pero la altura nos hace los mandados”, exclamó Olvera.

Los paceños revivieron los clásicos del grupo “Como te deseo”, “Corazón espinado”, “Mariposa traicionera”, “Como quisiera”, “Bendita tu luz”, y también acompañaron canciones más antiguas y melancólicas como “Te lloré todo un río” y “Reloj Cucú”.

Cuando el grupo interpretó el tema “Madre Tierra” para hablar del peligro en que está la naturaleza, Olvera aludió al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al sostener que en el norte vivía un “ignorante” que negaba la realidad de cambio climático.

El vocalista también mostró su humor cuando cantó “como quisiera poder vivir sin agua, en La Paz”, en referencia a la que la ciudad sede de Gobierno de Bolivia sufrió entre fines del año pasado y principios de este un grave racionamiento de agua potable debido a la sequía.

“Que buenos pulmones tiene La Paz”, gritó Fher Olvera al constatar que los seguidores lo acompañaban sin pausa.

La banda finalizó con canciones del patrimonio mexicano como “Se me olvido otra vez”, de Juan Gabriel, y “El Rey”, de José Alfredo Jiménez, pero cerró con su emblemática “Rayando el Sol”.

Tras su presentación en la ciudad paceña, la banda mexicana dará otro concierto en Bolivia el sábado, en la ciudad oriental de Santa Cruz, como parte de su gira “Latino Power Tour”.

Disculpas por pedir salida al mar para Bolivia  

Fher Olvera, pidió disculpas a los chilenos tras unas polémicas declaraciones en las que consideró de justicia que Chile le diera una salida al mar a Bolivia.

“Una disculpa si alguien se molestó por mi comentario, soy de los que creen en la hermandad y la unión para tener un mundo mejor”, escribió Olvera en un comunicado difundido por la banda en Twitter. 

“La reflexión fue desde una perspectiva de hermandad entre pueblos. A veces los gobiernos son los que endurecen las relaciones y crean conflictos, los pueblos y su gente suelen ser más sensibles a la solidaridad”, agregó el músico.

La polémica se instaló después de que el vocalista del popular grupo mexicano declarara que Chile es un país muy grande y bastaría con un pedazo que le diera a Bolivia para que ésta accediera al océano Pacífico, enclave que perdió en una guerra hace más de un siglo.

“Chile es muy grande. No quiero que me den (se enojen) los chilenos, pero voy a decir lo que siento en mi corazón: (Chile) Es muy, muy grande, es larguísimo, es un gran país, un pedacito que le dieran (a Bolivia), y lo mismo Perú (…), para tener una salida al mar”, dijo Olvera en una rueda deñ prensa en La Paz cuando le consultaron sobre el tema.

El caso se encuentra actualmente en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, instancia hasta la que llegó Bolivia en abril de 2013 para que la corte obligue a Chile a negociar “de buena fe” con su país una salida al mar sin condiciones y sobre la base de propuestas presentadas por Santiago a lo largo de la historia bilateral, según argumentó La Paz.

Chile había objetado la competencia del tribunal de la ONU, pero la corte se declaró calificada en el caso y pidió que el proceso continuara. Así, Santiago entregó más tarde al tribunal la contra-memoria.

El trámite seguirá ahora con una segunda ronda de alegatos escritos cuando Bolivia presente el 21 de marzo ante la CIJ una réplica a la contra-memoria. Chile entregará una dúplica el 21 de septiembre.

Bolivia perdió su acceso al mar y, junto con ello, miles de kilómetros de territorios ricos en minerales, además de unos 400 kilómetros de playa, en una contienda que, aliada con el Perú, libró contra los chilenos en la llamada Guerra del Pacífico (1879-1883). Los bolivianos consideran, sin embargo, que lo de Chile fue una “invasión”.

Además del conflicto por el mar, en junio se sumó la decisión de Chile de acudir a la CIJ de La Haya para pedir al tribunal que declare “río internacional” al Silala, un manantial que brota en territorio boliviano y que cruza al norte chileno. 

Fuente: El Universal

Dejanos tu Comentario