Embajadora venezolana en Bruselas lamenta posibles sanciones de UE



La embajadora venezolana en Bruselas, Claudia Salerno, resaltó que “no hay manera de vender una sanción como un acto amistoso que busca contribuir al bienestar de la población”.

Bruselas.- La embajadora venezolana en Bruselas, Claudia Salerno, criticó las inminentes sanciones de la Unión Europea (UE) contra el país, al considerar que los europeos “se pliegan” al llamado de Estados Unidos a días de reanudarse las negociaciones entre Gobierno y oposición.

“La UE está plegándose al llamado del jefe del imperio”, aseguró a la agencia de noticias AFP, Salerno, en referencia al mandatario estadounidense Donald Trump, quien el 26 de septiembre urgió al bloque europeo a adoptar sanciones tras reunirse con su par español, Mariano Rajoy.

La responsable venezolana ante la UE subrayó que, “no hay manera de vender una sanción como un acto amistoso que busca contribuir al bienestar de la población”. Al mismo tiempo, lamentó el momento escogido por la UE para “enviar sanciones”, ya que según ella el país está enviando “señales positivas” con la reanudación del diálogo en República Dominicana.

Calificó las sanciones como inciativas “de orden ideológico”. Además, alegó que tanto la UE como Estados Unidos intentan “presionar al gobierno venezolano”, por lo que resaltó que “Venezuela es una víctima, pero no somos un país indefenso”.  

Con respecto a la reanudación de conversaciones entre Gobierno y oposición para el próximo miércoles, 15 de noviembre, espera que los cancilleres “revisen su posición” para dar “una oportunidad al diálogo”.

Salerno aseguró que las sanciones “son etéreas”, ya que Venezuela “no tiene dependencia” de las armas o el material electrónico susceptible de ser utilizado para reprimir internamente, a los que la UE tiene previsto imponer un embargo. 

Además, los europeos adoptarán un marco jurídico sobre medidas restrictivas, como congelación de bienes o prohibición de visados, contra personas y organizaciones implicadas en la represión en este país sumido en una crisis política y económica, si bien esta lista negra se mantendrá vacía por el momento.

A diferencia de la UE, Estados Unidos y Canadá han adoptado medidas financieras contra el presidente de la República, Nicolás Maduro y varios de sus funcionarios, pero Washington ha ido más allá, al prohibir a sus ciudadanos y empresas negociar deuda emitida por el gobierno venezolano y su estatal petrolera Pdvsa.

“Sabemos que nuestro pueblo está muy tocado por las sanciones económicas, comerciales y financieras de Trump”, reconoció la embajadora venezolana ante la UE en un momento en que su país se encuentra al borde del default, si bien precisó que no cederán “ante presiones extranjeras”.

Fuente: El Universal

Dejanos tu Comentario