Henry Ramos califica de “bipolar” la posición del Gobierno ante la OEA



“El Gobierno venezolano tiene un posición bipolar ante la OEA, cuando lo que resuelve la organización encaja dentro de su proyecto dicen: ¡qué viva la OEA!, mientras que cuando  se tratan temas susceptibles para los interés de Venezuela, ahí dicen que la OEA no sirve para nada  y alegan que es injerencista”, opinó el Presidente de la Asamblea Nacional .

Caracas.- El presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, calificó de positiva la discusión que se desarrolló este día jueves en la Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde se abordó el tema de la aplicación de la Carta Democrática al Gobierno Venezolano.

“Ha sido un día muy provechoso para la democracia venezolana, ¡por fin! todos los países hermanos del continente se han dado cuenta de la situación de Venezuela: el colapso de nuestro sistema democrático, la terrible situación económica, el déficit institucional, la no separación de poderes y en consecuencia se tenía que llegar a estos términos “, agregó el parlamentario.

En el marco de una entrevista realizada por una importante cadena de televisión norteamericana, el diputado por el Distrito Capital comentó que le parece ilógico que el Gobierno se rehusé a la Carta Democrática Interamericana  como si esta fuera un mecanismo “extravagante de una potencia extrajera”, debido a que Venezuela forma parte de la OEA y el escrito es un instrumento esencial  que  forma parte de la suscripción de todos los países miembros.   

“El Gobierno venezolano tiene un posición bipolar ante la OEA, cuando lo que resuelve la organización encaja dentro de su proyecto dicen: ¡que viva la OEA!, mientras que cuando  se tratan temas susceptibles para los interés de Venezuela, ahí dicen que la OEA no sirve para nada  y alegan que es injerencista”, opinó Allup.

El máximo referente del Poder Legislativo  se negó a la viabilidad de la también propuesta de dialogo sugerida por el seno de la OEA, debido a que alega que las condiciones no están dadas, ya que desde los primeros intentos todo se sigue agravando y a su juicio se han generado “más detenidos, amenazas de juicios e irrespetos a la Asamblea Nacional“.

El funcionario aseveró que en el mundo moderno  “dialogas o te matas”, pero para sentarse a concretar una conversación de esa  índole “no se puede ir con las manos amarradas, con facilitadores y una agenda impuesta por una de la partes, sino que todo tiene que convenirse previamente y sobretodo procurar que ese dialogo produzca resultado”, hecho que, según él, no corresponde con la realidad venezolana.   

“Llegado el momento, con nuestras exigencias y condiciones, que no será esta tarde ni mañana, porque tenemos que calcular muy bien los tiempos para no sacrificar ninguno de los objetivos que tiene la oposición por delante, y cuando se garantice la igualdad de términos y los resultados bienvenida será la conversación”, concluyó al respecto.

En el Consejo Permanente de la OEA de este jueves, luego de que 12 Estados miembros aprobaran que se discutiera el crítico informe de Almagro sobre la crisis social y política en Venezuela, y que el mismo fuese escuchado y debatido por todos los miembros, no se llamó a votación para decidir si se prosigue con el proceso de la Carta.

Fuente: El Universal

Dejanos tu Comentario