Iglesia merideña ejecuta programa ?Olla solidaria? para mitigar el hambre



El cardenal Baltazar Porras lamentó que el actual sistema político “lleve a la sociedad al retroceso”

Mérida.- Sin esconder la realidad de muchos venezolanos que debido a la escasez y al elevado precio de los alimentos no están comiendo bien, en Mérida la iglesia ha puesto en marcha el programa social “Olla solidaria” con el cual ayuda a mitigar el hambre de muchos ciudadanos y a paliar incluso la desnutrición en poblaciones vulnerables como niños, adultos mayores y personas en soledad.

La campaña “Compartir 2017” que hace la iglesia a través de pastoral social Cáritas, tiene su objetivo en esas ollas de las cuales en Mérida se alimentan entre 300 y 400 personas aproximadamente cada semana.

Así lo dio a conocer el Cardenal Baltazar Porras Cardozo, quien destacó que el programa permite colaborar y estar cerca de quienes tienen más necesidad, aparte de que genera sentido de fraternidad, ayuda mutua y de servicio “que nos hace falta”, resaltó.

Porras dijo que “Olla solidaria” es una experiencia que la iglesia ha puesto en marcha en toda América Latina, sobre todo en países que han estado en situaciones similares a la que actualmente vive Venezuela, donde a diario se ven personas comiendo de la basura, niños desnutridos, personas mal alimentadas y con bajo peso, entre otras situaciones que demuestran las crisis que vive el pueblo venezolano.

“Ha habido una gran creatividad en la arquidiócesis y la ciudad con las distintas experiencias que se están haciendo en todas las parroquias, en sitios populares y en urbanizaciones también, atendiendo con un granito de arena, una vez a la semana, a niños desnutridos, a los ancianatos y a personas que están en soledad. Yo estoy conmovido porque la generosidad de la gente, a pesar de la escasez que tenemos, es muy grande cuando está la necesidad del otro”, expresó el cardenal Porras.

Para dar fe del beneficio del programa, el representante de la iglesia relató que hace poco en el litoral guaireño vio la satisfacción de madres de niños que tenían varios kilos menos de peso y fueron atendidos con el programa por un mes y lograron recuperarse, “ver la cara de satisfacción nos conmueve, por eso estamos buscando como seguir con estos servicios”, acotó.

Sistema lleva al retroceso

Tener que implementar programas para alimentar a los venezolanos fue calificado por el cardenal Baltazar Porras como algo incompresible en un país con tantas posibilidades.

Lamentó que el pueblo esté inmerso “en un sistema que en lugar de llevarnos al progreso, nos lleva al retroceso en todos los órdenes y sobre todo en ese orden social que tiene que ver con el respeto y el cuido de los ciudadanos”, manifestó el Cardenal Porras Cardozo, quien resaltó la enorme gratitud de quienes reciben un plato de comida.

Fuente: El Universal

Dejanos tu Comentario