La Asamblea Nacional inició aprobación de la Ley de Barrios



AN catalogó de “injerencista” comunicado de la Federación Rusa

Caracas.- En lo que constituyó su primera sesión en un barrio, la Asamblea Nacional (AN)  tuvo como escenario, este jueves, el Complejo Deportivo Mesuca, en Petare, donde dio su aprobación en primera discusión al proyecto de  Ley de Regularización de la Propiedad de Tierra Urbana y Urbanización de Barrios Populares, y además expresó su rechazo al reciente comunicado de Rusia sobre la actuación de la oposición en Venezuela.

Con la sola asistencia de la bancada de oposición, la AN abordó una agenda contentiva de cuatro puntos:  la primera relacionada con una propuesta de  acuerdo en rechazo al comunicado de la Cancillería de Rusia sobre la situación política de Venezuela;  primera discusión del proyecto de la llamada Ley de Barrios;  debate sobre el  Carnet de la Patria y los CLAP; y lectura del informe de la comisión de diputados que se trasladó a verificar la condición de detención del diputado Gilber Caro en el Centro para Procesados 26 de julio del estado Guárico.

Ley de Barrios
En el segundo punto de la agenda, se procedió a la presentación y argumentaciones de los integrantes de la bancada de oposición sobre el proyecto de Ley de Regularización de la Propiedad de Tierra Urbana y Urbanización de Barrios Populares, aprobado en primera discusión,  presentado por la diputada Adriana D’ Elía, quien resaltó su importancia como elemento de ordenación urbanística vinculado con el desarrollo social y la necesidad de otorgar la titularidad de los espacios poblados por el amplio sector de la población venezolana, que ha venido ocupando desde hace muchos años terrenos generalmente precarios y carentes de  los  servicios públicos necesarios para garantizar la calidad de vida de sus habitantes.

Rechazo a comunicado ruso
Por otra parte, los parlamentarios se refirieron al reciente comunicado de la Cancillería rusa en el que se expresan severos cuestionamientos a los grupos de oposición en sus llamados a provocar el cambio de gobierno en Venezuela.

En el acuerdo de la AN sobre el particular,  se denuncia el carácter “injerencista”  y violatorio de principios establecidos en las cartas fundamentales  de la ONU, de la OEA y de la República Bolivariana de Venezuela, y se anuncia el envío de una comunicación explicativa al gobierno ruso sobre la “verdadera situación” y la “disposición de los venezolanos de mantener sus luchas por el rescate de la institucionalidad del país”

Contra Carnet de la Patria
Correspondió a la diputada Mariela Magallanes, iniciar la exposición, en encendido discurso, del grupo de parlamentarios de oposición sobre las razones que los llevan a rechazar la instrumentación del llamado Carnet de la Patria, al cual catalogan como “documento de control político del Gobierno”,  junto al sistema de Comités Locales de Abastecimiento (Clap).

En tal sentido, reivindicó la diputada Magallanes, la función de la cédula de identidad, como único documento legítimo para la identificación del venezolano; y según lo interpretaron los parlamentarios participantes, dicho carnet y las bolsas Clap, cumplen similares funciones a las cartillas de racionamiento impuestas en Cuba por su régimen político; y  fue aprobado designar una comisión mixta que investigue las denuncias formuladas por la bancada opositora.

Informe sobre Gilbert Caro
El último punto de la agenda estuvo referido  a la presentación del informe de  la comisión de diputados que se trasladó a verificar la condición de detención ilegal del diputado Gilber Caro, en el “Centro para Procesados 26 de julio”, del estado Guárico; y se solicitó una investigación sobre violación de sus derechos constitucionales del diputado Gilberto Caro, y se exhorta al Ministerio Público a iniciar una investigación sobre el caso, así como en relación con las trabas impuestas por funcionarios públicos para impedir el acceso del grupo de diputados a la cárcel donde se encuentra recluido el parlamentario de Voluntad Popular.

El embajador por el diálogo
Muy pronto fue conocida la reacción del embajador de Rusia en Venezuela, Vladimir Zaemskiy, quien al tener conocimiento del pronunciamiento de la AN indicó que “siempre preferimos una solución política de controversias y por eso la Cancillería Rusa se pronuncia a favor del diálogo”.

A través de un despacho de prensa de su embajada en Caracas, expresó que “calificar el Comunicado de la Cancilleria Rusa como una injerencia en los asuntos internos de Venezuela es hacer una afirmación absolutamente falsa”, y señaló que el  documento fue para expresar “la preocupación por la retórica agresiva que llama a la “desobediencia civil” la cual puede tener entre sus consecuencias enfrentamientos con las fuerzas del orden público y actos violentos con saldos de víctimas humanas. Insistió que Rusia está a favor de la forma civilizada de buscar la solución a la compleja situación en Venezuela en la mesa de negociaciones, que eviten el “calentamiento de calles”

Fuente: El Universal

Dejanos tu Comentario