Mesas de diálogo revisan traspaso de tierras a indígenas en Caripe



Autoridades nacionales y regionales se reunieron con el pueblo caripenses para discutir el documento que entregó el presidente de la república, Nicolás Maduro días pasados que convertiría 60 mil hectáreas del municipio en Comunidad Indígena Chaima.

Caracas.- El pasado viernes la ministra para los Pueblos Indígenas, Clara Vidal, junto a la gobernadora del estado Monagas Yelitze Santaella, autoridades ligadas al caso y la población hicieron una asamblea pública en el auditorio de la alcaldía del municipio Caripe para discutir el registro del documento que reconocería 60 mil hectáreas a nombre de Comunidad Indígena Chaima, informó el vocero del pueblo.

En dicha asamblea se acordó instalar mesas de trabajo. Estas reuniones se realizaron el lunes, martes y miércoles sy en ellas el pueblo presentó un documento escrito en el que reconoce a los indígenas como parte de la región, pero manifiestan su desacuerdo con que se les entregue la propiedad de las tierras del municipio en su totalidad.

Según el vocero, el poder ejecutivo municipal se integró a las mesas de negociaciones, “la Alcaldía pidió que se revisara el documento alegando que hasta que eso no ocurra no pueden tomarse otras medidas”. Cabe destacar que las mesas de diálogo fueron promovidas por la gobernadora del estado para buscar solventar la situación.

Se espera que para el próximo miércoles la comunidad de Caripe tenga el derecho de palabra en la sesión de la Asamblea Nacional. El pueblo estará representado por cuatro integrantes que fueron electos por la comunidad a través de una asamblea realizada en la plaza Bolívar de esa localidad.

“Este miércoles la población de Caripe entregó un informe detallado de toda la situación actual que atraviesa al procurador principal del estado quien es representante del gobierno monaguense y el puente entre la comunidad y las autoridades”, afirmó el vocero quien pidió no identificarse.

Caripenses en vigilia

El pueblo se mantiene en vigilia en el registro principal del municipio ya que se han organizado para pernotar en el registro principal del municipio previendo que el documento sea registrado de forma arbitraria.

Consecuencias de registro como Comunidad Indígena

La región desaparecería geopolíticamente pues eliminarían los cargos políticos como alcaldes y concejales,  las 16.500 propiedades que están registradas no tendrían efecto y todo pasaría a ser administrado por el cacique indígena asignado por la comunidad o el Gobierno Nacional.

El municipio no sería el único afectado ya que también tomarían unas hectáreas de los mucipios Piar y Acosta. Según el vocero “están obviando que el 85% de los habitantes que hacen vida en el municipio no son indígenas sino que son mestizos por lo que jurídicamente no puede catalogarse de una comunidad indígena pues no hay manejo de un idioma propio, tradiciones o cultura étnica bien marcada”.

Fuente: El Universal

Dejanos tu Comentario