Ortega Díaz: Iglesia no basta para un resultado “eficaz” en el Diálogo



Desde la Ciudad del Vaticano, la fiscal general de la República destituida por la Asamblea Nacional Constituyente se refirió a la crisis política, económica y social que registra Venezuela. Alertó que la migración “masiva” de venezolanos está siendo aprovechada por “mafias” relacionadas a la trata de blancas.

Roma.- La fiscal general de la República destituida por la ANC, Luisa Ortega Díaz, alertó este viernes sobre el “peligro” de llevar a Venezuela a una “total ruina” en pocos meses, si no se sale del Gobierno del presidente de la República, Nicolás Maduro.

Desde la Ciudad del Vaticano, la extitular del Ministerio Público (MP) pidió solidaridad con el país durante una reunión internacional de Mujeres Juezas y Fiscales sobre Trata de Personas y Crimen Organizado, organizada por la Pontificia Academia de las Ciencias.

La participación de Ortega Díaz en este encuentro internacional reviste de especial importancia diplomática, porque fue invitada por la entidad vaticana en calidad de “legítima” fiscal general de Venezuela. Previamente a su ponencia, Ortega Díaz se reunió informalmente con algunos periodistas en los jardines de la ciudad-estado, trazando un panorama muy sombrío de su país.

Expresó su “inmenso agradecimiento” por esta invitación y comentó que aprovechará su estadía en Europa para realizar contactos y reuniones con las autoridades pertinentes para explicarles la “tragedia” que vive el pueblo venezolano y solicitarles su solidaridad, al menos para la instauración de un canal humanitario.

“Confío en la solidaridad de los países del mundo, que ya se han pronunciado sobre la crisis de Venezuela, porque están conscientes de que la situación en el país puede afectar no solamente a la región, sino a todo el planeta”, dijo.

La fiscal destituida puntualizó que sus propuestas urgentes son, en primer lugar, hacer funcionar el canal humanitario para un pueblo que no tiene alimentos, ni medicinas, ni ningún producto básico y, además, buscar la salida de la crisis venezolana en una solución que, asegura, no está en el diálogo, que ya se ha intentado varias veces sin resultados. “Si acaso, el diálogo ahora se debe plantear para la salida definitiva de este Gobierno”.

Centró su propuesta de solución en “plantear medidas en torno a los ciudadanos venezolanos que tienen sus fortunas en estos países europeos, es decir, verificar por qué tantos venezolanos tienen tantas propiedades, tanto dinero en los bancos, creo que hay que buscar la congelación de estos bienes y de estas fortunas”.

Refiriéndose a una posibilidad de embargo, aclaró que “no quisiera que ninguna medida afecte aún más al pueblo venezolano, que está viviendo una calamidad”, sino que se trata “de altos funcionarios, del grupo que está mal gobernando y mal administrando las riquezas venezolanas”.

Aparte de la falta de alimentos, medicinas, salubridad urbana, seguridad y demás deficiencias, Ortega Díaz condenó la “violación” de los derechos humanos: “persecución, juicios amañados, pruebas sembradas, todo eso ha traído gran tristeza y desesperanza en el pueblo venezolano”.

Respondiendo a una pregunta sobre la posibilidad de una nueva reunión con la participación del Vaticano en la República Dominicana, Ortega Díaz dijo que no había sido informada de la supuesta presencia vaticana y que, aunque “celebra la participación de la iglesia”, señaló que no basta para un resultado “eficaz”, porque habría que incluir alguien que represente los problemas “reales” de la población.

“¿Por qué no incorporan a alguien que represente el sector de la salud para que explique la verdad, o a las ONG que se ocupan de derechos humanos? Es preocupante que no se sepa la agenda, ni quién representa a quienes les han sido violados sus derechos. Tiene que haber transparencia, seguridad y conocimiento de qué es lo que está pasando”, resaló.

Igualmente explicó profusamente a los periodistas locales la situación de “ilegalidad” de algunas instancias del Gobierno venezolano, la realización “fraudulenta” de elecciones regionales “desde el momento de su convocatoria” y la “inutilidad” electoral ante la imposibilidad de ganarle al partido de Gobierno (PSUV).

Sin embargo, precisó que en una mesa de negociación para encontrar una solución hay que plantear “una vía para que Maduro salga del Gobierno, porque en 2 o 3 meses más el país va a ser una total ruina”.

Criticó la “ilegal e ilegítima” ANC, que, según dijo, no ha resuelto ninguno de los problemas como había prometido, sino que “se ha dedicado a perseguir a la disidencia política, a quienes cuestionamos cómo se ha ido desenvolviendo el Gobierno generando la desesperación de la ciudadanía”.

Ortega Díaz se mostró lista para ir al Tribunal Internacional de La Haya a denunciar a Maduro por presuntos crímenes de lesa humanidad, aunque no anticipó detalles ni precisó aún la fecha de su acción, dejó claro que todo está listo y será “muy pronto”. Aseguró que cree en la mediación internacional sobre la base de la salida del Gobierno de Maduro.

A la pregunta de una periodista española: “¿fracasó el chavismo?”, respondió contundente “por supuesto”.

Por otra parte, en su ponencia a la reunión de Juezas y Fiscales, trató sobre la “migración masiva de Venezuela y su relación con la trata de personas”, dos temas penalmente distintos pero vinculados por la crisis que vive el país.

“La grave crisis económica, social, política e institucional por la que está atravesando Venezuela ha convertido a sus ciudadanos en una población obligada a migrar en condiciones que muchas veces aumentan sus niveles de vulnerabilidad frente a las redes de explotación laboral y sexual”, dijo la funcionaria en su alocución.

“Venezuela dejó de ser un territorio receptor de migrantes, ahora es un país cuyos ciudadanos se convirtieron en migrantes masivos, forzados por un Gobierno que ha diseñado todo un sistema de gestión pública que limita las oportunidades de crecimiento para la mayoría de la población. De manera intencional, el Gobierno no brinda a los venezolanos las condiciones mínimas de seguridad alimentaria, personal y en materia de salud. Esos elementos, aunados a un sistema de justicia que está sometido a los caprichos del Ejecutivo y cuya única razón de ser es garantizar la perpetuidad del partido de Gobierno en el poder, han obligado a más de 2 millones de venezolanos a huir del país, eso no es una migración normal, son personas que huyen de una crisis humanitaria nunca vista en la historia de mi país”, agregó.

Ortega Díaz dijo que las personas que disienten del Gobierno “son forzados por el aparato represor del Estado” a irse y la única alternativa que tienen es huir de forma “ilegal”, ya que, dijo, no lo pueden hacer por los canales regulares. Esto se ha convertido en una política del Gobierno con la intención de perpetuarse en el poder, explicó.

Por otra parte, indicó que el fenómeno de migración masiva de venezolanos es aprovechado por otros mercados laborales, algunos legales, “pero lo que más preocupa es que la situación también está siendo aprovechada por mafias dedicadas a comerciar con la libertad y la mano de obra desesperada de una población que solo demanda mejores condiciones de vida y libertades democráticas”.

Señaló que en el actual contexto venezolano es “tarea imperativa” establecer estrategias para el abordaje integral, que prevengan y sancionen de forma oportuna y efectiva la trata de personas con fines de explotación sexual y laboral, así como el tráfico ilegal de migrantes. 

“Es frecuente en distintos países de la región encontrar investigaciones periodísticas que describen cómo miles de venezolanas, en especial mujeres jóvenes, deciden salir del país de forma individual o como parte de redes que les confiscan su libertad y autonomía de decisión, constituyéndose así en víctimas de la trata de personas con fines de explotación sexual, exponiéndolas además a severos riesgos en cuanto a su salud e integridad”, denunció Ortega Díaz.

La funcionaria concluyó pidiendo la solidaridad internacional frente a la crisis venezolana, además, que se incluyera este tema en la declaración final de esta reunión.

Fuente: El Universal

Dejanos tu Comentario