Suspenden registro de 60 mil hectáreas a comunidad indígena en Caripe



Tras varios días de incertidumbre en los caripenses por el registro del documento que convertiría 60 mil hectáreas a comunidad indígena se logró impedir el proceso legal e instalar mesas de trabajo.

Caracas.- Este lunes el pueblo de Caripe se hizo presente en el registro principal logrando impedir que se realizara el proceso legal que traspasaría 60 mil hectáreas del municipio a comunidad indígena, informó el vocero oficial del pueblo.

“Logramos impedir que se registrara el documento, la presión del pueblo fue clave para dar este paso. Se suspende hasta nuevo aviso, pues la próxima semana se instalaran mesas de trabajo en Caracas y en Caripe para buscar alternativas que solventen la situación”, sentenció el vocero.

Felicitó el comportamiento de los caripenses y de la Guardia Nacional Bolivariana ante la manifestación del día de este lunes, “La protesta fue cívica lo que permitió que se llegara a un acuerdo, además se levantó un acta de esa asamblea donde se hicieron presente la autoridades de la Cámara Municipal y se recolectaron más de 200 firmas que piden que revoquen el registro” subrayó el vocero el cual pidió no ser identificado.

Asimismo, alegó que espera buenas respuestas de las mesas de trabajo y  “se logre descartar el registro del documento por lo vicios que tiene”. En ese sentido dijo que “En los próximos días iremos a la Asamblea Nacional (AN) para presentar el caso de Caripe” afirmó la fuente.

Cabe destacar que la comunidad del municipio ha recibido apoyo de dos diputados de la AN como lo son, Juan Pablo García y María Gabriela Hernández  quienes asistieron a la asamblea del pasado sábado en la Plaza Bolívar del municipio y donde se comprometieron a seguir de cerca el caso.  

El vocero oficial destacó la importancia de la AN en el caso puesto que para aprobar un municipio indígena en el país debería ser aprobado primeramente por el Parlamento, luego de un proceso legal bastante amplio.

Qué pasaría si se registra el documento

De realizarse dicho proceso quedarían sin efecto 16.500 documentos que certifican a los habitantes del pueblo como propietarios de sus tierras y comercios, es decir, que no podrán vender o hipotecar sus propiedades. Esto afectaría a unos 40 mil habitantes que hacen vida en el municipio quienes efectúan actividades comerciales y turísticas las cuales son las principales fuentes económicas de la región. 

Fuente: El Universal

Dejanos tu Comentario