Los países del Magreb quieren que el cuscús sea patrimonio de la Humanidad



La fama de este plato saltó la barrera del Mediterráneo y se introdujo en la península Ibérica en el siglo XIII.

Argel.- Los países del Magreb pretenden presentar de forma conjunta la candidatura del cuscús, plato tradicional del norte de África, a la lista de patrimonio de la Humanidad de la Unesco, anunció el director del Centro argelino de investigaciones prehistóricos, antropológicas e históricas (Cnrpah), Slimane Hachi, informó Efe. 

“El proceso de candidatura del cuscús como patrimonio universal es un proyecto común de los países del Magreb. Su montaje está en curso y las reuniones de expertos de estos países se celebrarán próximamente”, declaró Hachi a la agencia de noticias oficial argelina APS. 

“La candidatura recogerá el carácter ancestral de este plato, varias veces milenario y su transculturalidad, ya que pertenece a varios pueblos. Ha resistido al tiempo y al cambio y ha permanecido auténtico sin ser estático”, comentó Ouiza Gallèze, investigadora de dicho centro. 

En Argelia, por ejemplo, el cuscús suele ser la comida típica de los viernes y esta considerado el plato más importante, cocinado a base de sémola de trigo y accesoriamente de cebada, acompañado de hortalizas, carne, pollo o pescado. 

“Es uno los hábitos alimentarios más importantes del Magreb y viene de una tradición muy antigua”, explicó Gallèze, quien recordó que el famoso historiador Ibn Khaldoun, del siglo XIV, ya lo citó como “componente esencial en la definición del bereber o amazigh”. 

La investigadora precisó que la fama de este plato saltó la barrera del Mediterráneo y se introdujo en la península Ibérica en el siglo XIII, durante la dinastía bereber de los Almohades, y que su popularidad se propagó rápidamente en España y Portugal. 

La entrada del cuscús en la lista de la Unesco sería un medio para fortalecer los vínculos entre los pueblos del Magreb, en el sentido de que respondan a las mismas tradiciones por las mismas expresiones culinarias. 

Fuente: El Universal

Dejanos tu Comentario