Niña indígena warao falleció por ingesta de yuca amarga en Monagas



Dos familias se intoxicaron al consumir casabe mal procesado.

Maturín.- La emergencia del hospital de Maturín recibió este lunes a un grupo de 14 indígenas provenientes de San José de Buja, población ubicada al sur del estado Monagas, quienes presentaron síntomas de intoxicación por consumir casabe mal procesado.

Los afectados presentaron síntomas como dolor abdominal, malestar general, vómito y dificultad respiratoria. Entre los pacientes se encontraba la niña Omaira Pildaín, de la etnia warao y de dos años de edad, quien falleció tras la ingesta de yuca amarga, según informó Juan Carlos Rivas uno de los indígenas afectados. 

“Mi pareja Marisol Pildaín extrajo la yuca de un cultivo propio, la ralló y le sacó el yare (veneno que contiene la yuca) con un trapo y no con un sebucán”, declaró el padre de la víctima, por lo cual se presume que el mal procesamiento del alimento es la posible causa de la intoxicación, que cobró la vida de la niña, que es la tercera persona que muere tras consumir el tubérculo, en lo que va de 2017, en el estado Monagas.

Los 14 intoxicados, entre ellos 7 niños, reciben el tratamiento adecuado para estos casos en el hospital de Maturín.

Destacamos que en Monagas, hay un decreto contra el expendio de yuca amarga y la propia Gobernadora Yelitza Santaella, en su momento, alertó sobre esta delicada situación.

La yuca amarga, a diferencia de la dulce, contiene cianuro, un veneno que es letal y que ya cobró la vida de tres personas en la entidad.

Fuente: El Universal

Dejanos tu Comentario