Un desayuno saludable protege las arterias



Investigadores españoles constatan que saltarse la primera comida del día duplica el riesgo de aterosclerosis. 

Desayunar poco o nada duplica el riesgo de lesiones ateroscleróticas (forma de arteriosclerosis en que se estrechan o calcifican las arterias) al margen de que la persona presente o no otros factores de riesgo cardiovascular como colesterol elevado, tabaquismo o sedentarismo. Así se desprende de los resultados del estudio Progresión y detección precoz de la aterosclerosis ( PESA por sus siglas en inglés) realizado por el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) en colaboración con el Banco Santander que publicaron en The Journal of American College of Cardiology (JACC) y que erigen el desayuno como un hábito fundamental en la salud cardio­vascular.

“Los nutricionistas siempre han dado mucha relevancia al desayuno y ahora el estudio lo ha demostrado con imágenes tridimensionales de las arterias que han constatado que la incidencia de la enfermedad aterosclerótica es muy superior entre quienes no desayunan o toman un desayuno muy ligero que entre quienes toman un desayuno más energético”, explica Valentí Fuster, investigador principal del estudio y director del CNIC, reseñó La Vanguardia. 

Y detalla que el estudio PESA es bastante único porque está haciendo un seguimiento a largo plazo (más de una década), y con técnicas de imagen innovadoras, de casi 4.000 personas con un nivel de formación medio-alto (empleados del grupo Santander) para observar la prevalencia y la progresión de las lesiones ateroscleróticas subclínicas –aquellas que aún no han dado ningún síntoma– y estudiar su asociación con diferentes factores, como los hábitos alimentarios, la actividad física, los biorritmos, las características psicosociales y la exposición a contaminantes ambientales de esos individuos.

De la población investigada, el 20% tomaba un desayuno de alto valor energético (ingería más del 20% de las calorías diarias), el 70% optaba por un desayuno de bajo valor energético (entre el 5% y el 20% de las calorías del día) y un 3% desayunaba muy poco o nada (menos del 5% de la ingesta calórica diaria). Y los investigadores observaron, mediante ecografía vascular, que la salud arterial de quienes se saltan el desayuno es peor que la de quienes desayunan fuerte. 

Solo tres de cada diez mayores y el 35% de los niños toma un desayuno saludable

Solo tres de cada diez personas de entre 65 y 74 años desayunan de forma equilibrada siguiendo las recomendaciones de los expertos de incluir fruta, cereales (preferente pan o cereales con poco azúcar) y un lácteo, según el II Estudio Lidl-5 al día sobre los hábitos del desayuno en España. No obstante, el 92% de la población de esta edad tiene incorporado el desayuno como hábito y no se salta nunca la primera comida del día. De hecho, un 85% de los encuestados para este estudio considera que desayunar es muy saludable y necesario.

La mayoría de los mayores desayuna en pareja y en el 97% de los casos preparan ellos mismos el desayuno en casa, siendo las infusiones y los lácteos bajos en grasa los alimentos más consumidos, seguidos del pan. Algo más del 60% dedica a este primer ágape del día entre 10 y 20 minutos.

El IV Observatorio Nestlé sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias indica que los niños tampoco desayunan de forma saludable. Sólo el 46% de ellos toma fruta y un 80% no incluye productos integrales en esta primera comida del día. Según los datos de este estudio –para el que se entrevistaron más de mil familias con hijos de 3 a 12 años– el 80% de los padres cree que sus hijos toman el desayuno adecuado, pero en realidad sólo el 35% de los pequeños hace un desayuno saludable.

Y no es solo lo que comen, también es cómo lo hacen. Seis de cada diez escolares desayunan en menos de diez minutos, cuando lo aconsejable es dedicar a esta comida unos 20 minutos. Según el último Estudio Nutricional de la Población Española (ENPE) realizado por la Fundación Eroski y la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), el 44% de la población suele tardar menos de 10 minutos en desayunar y un 40% lo alarga entre 10 y 20 minutos. 

Fuente: El Universal

Dejanos tu Comentario