El primer navío que funcionará sin tripulación y con potencia 100% eléctrica zarpará en 2018



El carguero Yara Birkeland de origen noruego pasará a ser parte de la historia naviera al convertirse en el primer navío en comenzar a operar en una ruta comercial del mundo real sin tripulación alguna a bordo.

El revolucionario barco inicialmente transportará fertilizante en un trayecto de 60 kilómetros al sur del país nórdico con fecha de inicio de operaciones para 2018, desde una planta de producción hasta el puerto de Larvik.

Impulsada de forma 100 por ciento eléctrica, la embarcación tendrá dimensiones relativamente reducidas para los parámetros que se manejan dentro de la industria en la actualidad y podrá transportar solamente entre 100 y 150 contenedores.

Pero independientemente de su tamaño, su llegada al mercado del transporte marítimo podría significar un punto de inflexión hacia un futuro cercano donde las naves sin capitán a bordo serán la norma.

Desarrollado en conjunto con la firma Kongsberg, también de origen noruego, el Birkeland de Yara es conocido por los ejecutivos a cargo del proyecto como “el Tesla de los mares”, haciendo alusión al vehículo eléctrico de la firma de Silicon Valley que revolucionó la industria por sus prestaciones deportivas combinadas con cero emisiones y capacidades de conducción autónoma que al día de hoy siguen siendo el referente absoluto.

Gracias a un sistema de posicionamiento global conocido comúnmente como GPS, en combinación con radares, cámaras y sensores el barco fue diseñado para que pueda – por su propia cuenta – maniobrar entre otras embarcaciones y a la vez realizar una entrega segura de su carga en puerto.

Según cifras compartidas por el periódico financiero The Wall Street Journal, el navío tendrá un costo de USD 25 millones, lo que representa alrededor del 300 por ciento más que una nave tradicional de dimensiones similares.

Pero con una reducción de costos operativos del 90 por ciento, sus desarrolladores aseguran que la diferencia inicial sería rápidamente recuperable una vez la embarcación inicie sus rutas comerciales.

Se espera que el Yara Birkeland comience a operar para fines de 2018, en primera instancia con una tripulación al mando de sus controles para evitar cualquier contratiempo en caso de necesitar ajustar algo en su software durante el período de prueba en el mundo real.

Fuente: Globovision

Dejanos tu Comentario